"Conocimiento que genera valor"

 

Boletín INCADE

Artículos anteriores en PDF por categoria. 

Última información


FODA, análisis de desempeño

Extracto del libro Análisis Financiero, un enfoque Integral. García Padilla Víctor Manuel, 2015 ed. Patria

Con autorización del autor.

El Análisis de “fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas” (FODA), es una método de análisis de la situación de una empresa o un proyecto, analizando sus características internas (Debilidades y Fortalezas) y su situación externa (Amenazas y Oportunidades) en una matriz cuadrada. La matriz FODA es una herramienta de análisis que puede ser aplicada a cualquier situación, individuo, producto u organización, que esté actuando como objeto de estudio en un momento determinado del tiempo. Ver Figura 0 7.

La palabra FODA, es un acrónimo de Fortalezas (factores críticos positivos con los que se cuenta), Oportunidades, (aspectos positivos que se pueden aprovechar utilizando las fortalezas), Debilidades, (factores críticos negativos que se deben eliminar o reducir) y Amenazas, (aspectos negativos externos que podrían obstaculizar el logro de los objetivos). También se denomina como “Matriz de Análisis DAFO” (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) o bien como “SWOT”, por la siglas en inglés (Strenghts, Weaknesses, Opportunities, Threats)

 

Fortalezas

Debilidades

Análisis Interno

·      Capacidades distintas

  

·      Ventajas naturales

  

·      Recursos y capacidades superiores

·      Recursos y capacidades escasos

  

·      Resistencia al cambio
  Problemas de motivación del personal

 

Oportunidades

Amenazas

Análisis Externo

·      Nuevas tecnologías

  

·      Competidores débiles

  

·      Posicionamiento estratégico

·      Altos riesgos - Cambios en el entorno

 Análisis FODA

De la combinación de fortalezas con oportunidades surgen las líneas de acción más prometedoras para la organización, son las características ideales que por lo regular tiene cualquier organización, aunque a veces no lo parezca. Por el contrario, las limitaciones determinadas por una combinación de debilidades y amenazas, son advertencias que deben ser atendidas, son las variables que ninguna organización quiere tener, pero invariablemente en todas están presentes.  A la combinación de fortalezas y amenazas, se le puede llamar riesgo, y desafío a la combinación de debilidades y oportunidades. Los riesgos y los desafíos deben ser considerados por la organización al momento de generar estrategias, planes o acciones operativas diarias. Es mejor estar preparado y tener las distintas variables de éxito  todo el tiempo.

El objetivo principal del análisis FODA consiste en obtener conclusiones sobre la forma en que una organización será capaz de afrontar los cambios y las turbulencias en el contexto, (oportunidades y amenazas) a partir de sus fortalezas y debilidades internas. Una vez concluido este tipo de análisis también puede servir para generar las nuevas estrategias.

Las fortalezas y debilidades son características internas propias de la organización, por lo que es posible actuar directamente sobre ellas. En cambio las oportunidades y las amenazas son externas, y solo se puede tener alguna influencia sobre ellas adaptando y modificando los aspectos internos.Las fortalezas son las capacidades especiales con que cuenta la empresa, y que le permite tener una posición privilegiada frente a la competencia.

 Las debilidades son aquellos factores que provocan una posición desfavorable frente a la competencia.

 Las oportunidades son factores que resultan positivos, favorables, aprovechables y explotables, que se deben descubrir en el entorno en el que actúa la empresa, y que permiten obtener ventajas competitivas.

 Las amenazas son condiciones, circunstancias, o situaciones que provienen del entorno y que pueden generar conflictos e incluso poner en riesgo la permanencia de la organización. Se relacionan con riesgos de mercado

La importancia de trabajar con una matriz de análisis FODA reside en que este proceso permite buscar y analizar, de forma proactiva y sistemática, todas las variables que intervienen en el negocio con el fin de tener mejor información al momento de tomar decisiones. Realizando correctamente el análisis FODA se pueden plantear diferentes estrategias como ofensivas, defensivas, de supervivencia, de reordenamiento o de reestructuración necesarias para cumplir con los objetivos organizacionales planteados.

 

 __________________________________________________________________________________

Modelo Z SCORE

Tomado del libro: Análisis financiero, un enfoque integral. García Padilla, Víctor. Ed. Patria. México 2015.

 Modelo Altman, z-score

 En tiempos de crisis económica detectar anticipadamente insolvencias es un recurso muy valioso, y utilizar un instrumento de análisis para acercarse a tal fin es conveniente. Hay modelos más complejos y sofisticados pero el Z-Score es muy útil para tener una primera referencia al respecto. El indicador Z se realizó para empresas industriales que cotizaban en bolsa de valores de Nueva York, principalmente las del índice industrial Dow Jones (Altman, 1968), y es muy sencillo de aplicar. Consiste en una ponderación de cinco factores que permiten clasificar las empresas atendiendo a su estabilidad financiera.

  La fórmula de cálculo del Z Score utiliza las siguientes razones financieras:

X1 = Capital de Trabajo/ Activo Total

X2 = Utilidades Retenidas/ Activo Total

X3 = Utilidades antes de intereses e impuestos/ Activo Total

X4 = Valor de mercado del capital/ Pasivo Total

X5 = Ventas/ Activo Total

Para calcular el valor de Z, los resultados de las variables anteriores se multiplican por el factor de ponderación obtenido por Altman, (

Ecuación).

Ecuación 1. Modelo Z-Score

Según Altman, un resultado inferior a 1.81 indica una fuerte probabilidad de quiebra, mientras que un resultado superior a 2.99 indica una baja probabilidad de quiebra. La técnica estadística que Altman utilizó con éxito, y que pudo prever la quiebra en un 90% de los casos estudiados, es el análisis discriminante múltiple.

Z ≥ 2.99: Baja probabilidad de insolvencia, salvo cambios inesperados de su situación financiera

Z ≤ 1.81: Alta probabilidad de insolvencia

En la zona intermedia entre 2.99 y 1.81 es lo que se denomina zona gris que si bien no representa un riesgo alto debe de gestionarse con precaución para no entrar en tensiones financieras. La aplicación del Z Score puede realizarse a una sola empresa o a un conjunto ya sea sectorial o clasificado con cualquier otro criterio. Sin embargo, su eficacia se circunscribe a las empresas industriales y, además se realizó sobre empresas que cotizan en bolsa, con lo cual recibió críticas para su aplicación a otras empresas. Ello dio lugar a que Altman diseñase dos indicadores adicionales, los denominados: Z1 y Z2.

Desde el punto de vista de eficiencias financieras, podemos decir que las razones financieras que se utilizan para determinar la Z consideran los aspectos mostrados en la Tabla ‑1.

  

Variable

Componente

Razón

Ponderación

X1

Capital de trabajo

Capital de Trabajo/ Activo Total

1.2

X2

Política de dividendos

  

 

Utilidades Retenidas/ Activo Total

  

 

1.4

X3

Rendimiento sobre los activos

Utilidades antes de intereses e impuestos/ Activo Total

  

 

3.3

X4

Nivel de endeudamiento

Valor de mercado del capital/ Pasivo Total

  

 

0.6

X5

Eficiencia operativa

Ventas/ Activo Total

0.99


Tabla ‑1. Eficiencias financieras y el z-score

Fuente: elaboración propia con base en la información de Altman (1968)

 

En INCADE estamos atentos a sus dudas y comentarios.

 victormgarcia@incade.com.mx